365 Microcuentos

Visita mi portal de Microcuentos donde podrás encontrar más de mil Microrrelatos publicados y contenido nuevo cada semana.

Publicaciones

Adquiere mis antologías, obras y libros publicados, disponibles en formato electrónico para AmazonKindle.

Tips para Escritores

Herramientas, recursos, recomendaciones, tips, materiales y consejos para escritores.

Arte Visual

Adquiere las versiones impresas de mis ediciones fotográficas surrealistas y simbólicas en Society6.

Contacto

Si necesitas un escritor o estás interesado en mi trabajo, envíame un correo electrónico a: helderz@msn.com

RESEÑA: Matilda por Roald Dahl

Matilda por Roald Dahl
Al igual que Harry Potter y el Señor de los Anillos, Matilda es una de las pocas historias que todo el mundo conoce, pero no por el libro, si no por lo popular que fue su adaptación en los años 90s. Yo era uno de esos que conocía a Matilda por la película y, siendo sinceros, me sorprendí mucho al encontrarme la novela en la biblioteca de mi sobrino de 9 años, porque no sabía que había estado basada en un libro y menos de Roald Dahl.

De Roald siempre he querido leer Charlie y la Fábrica de Chocolate, porque la adaptación de Tim Burton con Johnny Deep, es una película que disfruto mucho y que puedo verla cada vez que la encuentro en la televisión (las pocas veces que veo televisión). Pero no sabía que él también había escrito Matilda, bueno ni sabía que había un libro, pero les repito esto para que entiendan mi sorpresa al toparme con la novela.

Así que sorprendido, le pedí prestado el libro a mi sobrino y lo empece a leer.

Matilda es una novela infantil bastante corta y muy fácil de leer y de entender que me gustó bastante porque es sencilla y entretenida. Y esas son mis tipos de libros favoritos: infantiles, sencillos y fáciles de leer. Tanto así que me hizo recordar en cierto punto la saga del Mundo de Oz de mi preferido L. Frank Baum.

Lo que más me gustó de Matilda, es que a pesar de lo infantil, fácil y sencilla que es la trama,  en cierto punto de la historia, Roald se torna oscuro e interesante al detallar el pasado de la maestra de Matilda, la Srita Honey. Porque a pesar de que es un libro para niños, un capítulo oscuro hace que valga la pena leerla de adulto. Debido a que la manera en que Roald describió la personalidad sumisa de la Srita Honey, me hizo recordar las 50 Sombras de Grey, pero sin todo el contenido sexual, porque como he repetido varías veces es una novela para niños.

Sin embargo, a pesar de que disfrute la lectura, Matilda es uno de las pocos libros del cual se puede decir que es mejor la película. Pero no porque el libro sea malo, si no porque la película expandió un poco más el universo de los personajes de la novela y explotó al máximo las características únicas y peculiares que Roald le dio a cada uno de ellos. En especial a la Directora Tronchatoro, porque en la película, a pesar de ser grande, mala y fea, se ve más vulnerable y susceptible ante su escepticismo con los poderes de Matilda, lo que hace que su derrota sea más placentera para el espectador. Cosa que en la novela fue muy sencilla.

Así que si son como yo que les gusta leer los libros de las películas que ven, pueden saltarse la lectura de Matilda, porque la adaptación es impecable y abarca todo el libro de principio a fin, y además tiene contenido extra que hace que la historia será inolvidable.

Un beso 😘
Sir Helder Amos

Para mantenerte en contacto conmigo, recuerda seguirme en las redes sociales en:
Twitter: @SirHelderAmos
Facebook: @SirHelderAmos
Instagram:@SirHelderAmos

Tips Para Escritores: No Le Tengan Miedo a la Fantasía.

No hagan que todo sea un sueño.
Para ser un buen escritor, hay que ser valiente y arriesgarse a crear y a hacer lo imposible posible utilizando las letras y la imaginación. Así que no hay que tenerle miedo a la fantasía, porque la fantasía es la mejor herramienta con la que contamos los artistas para romper la cotidianidad y darle color a la vida.

Es por eso que quiero hacer énfasis en este tip de escritura, porque he notado que muchos escritores noveles arruinan su trabajo al no poder dejar la realidad de un lado, matando la fantasía justo al final del texto con los nefastos: “y despertó sudoroso, todo había sido un sueño” o “pero no fue nada más que un sueño”.

Y las preguntas que me hago cada vez que me encuentro con un texto que termina de esa forma son:  ¿por qué?, ¿por qué dañan sus escritos matando la fantasía?, ¿miedo?, ¿temor a que todo lo que escribieron se haga realidad?, ¿o quizás es falta de inspiración o creatividad para escribir un final mejor?, porque de verdad no entiendo la necesidad de matar a la fantasía al final de los textos, cuando la literatura es uno de los pocos lugares que tenemos en el que TODO es posible y eso es algo por lo que tenemos que luchar para que continúe siendo así.

Se imaginan que al final de Harry Potter, J. K. Rowling hubiera terminado la saga con “y Harry despertó sudoroso, todo había sido un sueño”, eso hubiera arruinado toda la magía, ¿no creen? Porque hubiera sido decepcionante. E igual pasaría con Los Juegos del Hambre, Las Crónicas de Narnia, el Señor de los Anillos y cualquier otro libro de fantasía que hayan leído.

Lo mismo pasa con sus escritos cuando matan la fantasía, así que quiero aconsejarles que no le tengan miedo a la fantasía ni a hacer lo imposible posible. Porque como lo dije anteriormente, en la literatura todo es posible, hasta lo inimaginable, y nuestro trabajo como escritores es ese, sacar al lector de la aburrida rutina diaria para llevarlo a un mundo de fantasía en el que viva aventuras y pueda volar, respirar bajo el agua, montar unicornios y todas esas cosas que no puede hacer en la vida real, pero que siempre podrá hacer leyendo.

Porque está sobrentendido que leer es un sueño, y es muy triste cuando en nuestras lecturas, que son como nuestros sueños, nos traigan a la aburrida realidad, dando a entender que todo lo fantástico que se leyó nunca sería posible. El lector sabe eso, el lector sabe que la fantasía no es más que fantasía, sin embargo, al lector le gusta creer que por lo menos en su lectura la fantasía sí es posible y sí es real, así que no hay que recordarle lo trágico y aburrido que es la vida al “despertar” y volver a la realidad.

Es por eso que mi consejo es que no caigan en el cliché del “despertar de un sueño” y que mantengan la  fantasía viva en sus escritos,  porque en la literatura, a diferencia de en la vida, Sí es posible encontrarse con sirenas, tener alas, superpoderes y cualquier cosa que podamos imaginar. Así que mantengamos viva la fantasía, porque Inception ya pasó de moda y todo eso de que “solo fue un sueño” ya se encuentra trillado, aburre y decepciona.

Un beso 😘
Sir Helder Amos

Para mantenerte en contacto conmigo, recuerda seguirme en las redes sociales en:
Twitter: @SirHelderAmos
Facebook: @SirHelderAmos
Instagram:@SirHelderAmos