RESEÑA: Una habitación con vista, de E. M. Forster

A Room with a View by Edgar M. Forster.
Una Habitación con Vista (o al menos así puedo traducir el título de A Room With a View, porque no encontré el nombre oficial en español) es una novela de Edgar Morgan Forster, publicada en 1908.

A Room with a View es lo que hoy en día llamamos una comedia romántica. Y cuenta la historia del triángulo amoroso que se da entre sus protagonistas, la Srita. Lucy Honeychurch con el Sr. George Emerson y el Sr. Cecil Vyse.

Pero para no llenarlos de spoilers. Voy a reseñar únicamente los aspectos literarios interesantes de la obra.

Empezando por el título, Una Habitación con Vista, que es, a mi parecer, la mejor metáfora que he leído en todas las novelas que han pasado por mis manos. Porque mi amigo Edgar utiliza literalmente Una Habitación con Vista como tema de apertura para la novela, pero luego deja a un lado ese sentido “literal” y lo torna “figurativo”,  lo que hace que esta novela sea muy placentera de ser leída y te haga sentir una explosión cerebral cuando está metáfora es revelada.

La novela es un viaje, literalmente hablando, porque comienza en Florencia, Italia, en un hotel al lado del Río Arno, y nos pasea por la Santa Croce y otros lugares turísticos del lugar, tan bien descritos que te hacen sentir que estás allí observando los hechos que transcurren en la obra (y que, algún día, espero visitar cuando tenga la oportunidad de visitar Florencia, para revivir la novela en mi mente).

Los personajes de la obra son característicos de la cultura inglesa de principio de los años 1900. Donde el pudor, la dignidad y la inocencia son bien valorados en las jóvenes de la sociedad. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de los personajes van acorde con su época, hubo uno en particular que llamó mi atención, el del Sr. George Emerson, quien es descrito como un joven melancólico, pero que al mismo tiempo tiene “ganas de vivir”, lo que representa una contradicción, pero que de alguna manera u otra le da sentido a la obra.

Con respecto al lenguaje y la narrativa que usa Edgar en A Room with View, debo decir que me gustó mucho, porque no fue sencillo ni tampoco complicado ni cansón. Fue un término medio que hizo la lectura muy amena y placentera. Y la longitud de la novela fue perfecta, porque solo tiene 400 páginas. Personalmente a mi no me gustan las novelas largas de mil o dos mil páginas como Don Quijote o Anna Karenina, a pesar de que disfruté leyendo ambas obras, prefiero las novelas cortas.

De esta forma puedo concluir que leer Una Habitación con Vista me enriqueció mucho, tanto culturalmente al pasearme por Florencia e Inglaterra de los años 1900 y mostrarme la diferencia y la evolución cultural que ha tenido el mundo en estos últimos 120 años. Como literariamente porque, como dije anterior, el título de la novela con su contenido representa una gran metáfora que me hizo amar un porquito más la literatura 🤓

Así que si tienen el tiempo o la oportunidad de leer A Room with a View, les recomiendo que lo hagan, porque les aseguro que no se arrepentirán.

Un beso 😘
Sir Helder Amos

Para mantenerte en contacto conmigo, recuerda seguirme en las redes sociales en:
Twitter: @SirHelderAmos
Facebook: @SirHelderAmos
Instagram:@SirHelderAmos

0 comments:

Publicar un comentario