Tips Para Escritores: No Le Tengan Miedo a la Fantasía.

No hagan que todo sea un sueño.
Para ser un buen escritor, hay que ser valiente y arriesgarse a crear y a hacer lo imposible posible utilizando las letras y la imaginación. Así que no hay que tenerle miedo a la fantasía, porque la fantasía es la mejor herramienta con la que contamos los artistas para romper la cotidianidad y darle color a la vida.

Es por eso que quiero hacer énfasis en este tip de escritura, porque he notado que muchos escritores noveles arruinan su trabajo al no poder dejar la realidad de un lado, matando la fantasía justo al final del texto con los nefastos: “y despertó sudoroso, todo había sido un sueño” o “pero no fue nada más que un sueño”.

Y las preguntas que me hago cada vez que me encuentro con un texto que termina de esa forma son:  ¿por qué?, ¿por qué dañan sus escritos matando la fantasía?, ¿miedo?, ¿temor a que todo lo que escribieron se haga realidad?, ¿o quizás es falta de inspiración o creatividad para escribir un final mejor?, porque de verdad no entiendo la necesidad de matar a la fantasía al final de los textos, cuando la literatura es uno de los pocos lugares que tenemos en el que TODO es posible y eso es algo por lo que tenemos que luchar para que continúe siendo así.

Se imaginan que al final de Harry Potter, J. K. Rowling hubiera terminado la saga con “y Harry despertó sudoroso, todo había sido un sueño”, eso hubiera arruinado toda la magía, ¿no creen? Porque hubiera sido decepcionante. E igual pasaría con Los Juegos del Hambre, Las Crónicas de Narnia, el Señor de los Anillos y cualquier otro libro de fantasía que hayan leído.

Lo mismo pasa con sus escritos cuando matan la fantasía, así que quiero aconsejarles que no le tengan miedo a la fantasía ni a hacer lo imposible posible. Porque como lo dije anteriormente, en la literatura todo es posible, hasta lo inimaginable, y nuestro trabajo como escritores es ese, sacar al lector de la aburrida rutina diaria para llevarlo a un mundo de fantasía en el que viva aventuras y pueda volar, respirar bajo el agua, montar unicornios y todas esas cosas que no puede hacer en la vida real, pero que siempre podrá hacer leyendo.

Porque está sobrentendido que leer es un sueño, y es muy triste cuando en nuestras lecturas, que son como nuestros sueños, nos traigan a la aburrida realidad, dando a entender que todo lo fantástico que se leyó nunca sería posible. El lector sabe eso, el lector sabe que la fantasía no es más que fantasía, sin embargo, al lector le gusta creer que por lo menos en su lectura la fantasía sí es posible y sí es real, así que no hay que recordarle lo trágico y aburrido que es la vida al “despertar” y volver a la realidad.

Es por eso que mi consejo es que no caigan en el cliché del “despertar de un sueño” y que mantengan la  fantasía viva en sus escritos,  porque en la literatura, a diferencia de en la vida, Sí es posible encontrarse con sirenas, tener alas, superpoderes y cualquier cosa que podamos imaginar. Así que mantengamos viva la fantasía, porque Inception ya pasó de moda y todo eso de que “solo fue un sueño” ya se encuentra trillado, aburre y decepciona.

Un beso 😘
Sir Helder Amos

Para mantenerte en contacto conmigo, recuerda seguirme en las redes sociales en:
Twitter: @SirHelderAmos
Facebook: @SirHelderAmos
Instagram:@SirHelderAmos

0 comments:

Publicar un comentario