FILOSOFÍA: ¡Gracias, Miami!

¡Gracias Miami!
A pesar de que siempre tengo cara de perro bravo, una de mis palabras favoritas y de las que casi nunca me canso de decir es: gracias. Porque me encanta ser agradecido con las personas, los animales, los lugares y hasta las cosas. Así que no les sorprenda si algún día me ven dándole las gracias Miami por lo lindo que estuvo el viaje, a los parques de Kendall Lakes por su belleza y horas de ocio, o al auto que casi me atropella mientras cruzaba la calle.

Simplemente, me gusta ser agradecido con todo, porque creo que un gracias es lo mínimo que puedo darle a cambio al universo por todo el crecimiento, las ideas y el descubrimiento personal que me ha brindado.

Porque no hay que olvidar que somos quienes somos hoy en día por todas las cosas que hemos vivido, los lugares en los que hemos habitado o visitado, las personas que hemos conocido, los retos y obstáculos que se nos han presentado y hemos superado y, también, las cosas materiales que hemos tenido, que hemos querido y por las que nos hemos esforzado. Debido a que todo esto es lo que forma y define nuestra personalidad, me gusta ser agradecido con todo, porque de lo contrario no sería nada ni fuera quien soy hoy en día.

Es por eso que una de mis filosofías de vida es: “Hay que ser agradecido por todo lo bueno y, aún más agradecido, por todo lo malo, porque todo lo que me pasa (o deja de pasar)  es lo que me hacen quien soy”.

Y hago mucho hincapié en ser agradecido con las cosas malas, porque lamentablemente esas son las que nos definen, nos marcan nuestra existencia y nos impulsan a crecer, a evolucionar y a buscar un cambio para mejorar y superarlas.

A veces veo a algunas personas yendo por la vida quejándose de su pasado y de las cosas por las que han tenido que pasar como si hubieran sido una gran maldición para ellos, lo cual me parece muy ingrato e inmaduro de su parte, porque no se dan cuenta que fue gracias a ese pasado terrible que lograron superarse y llegar a donde están hoy en día.

Es por eso que me gusta decir gracias y recordar los bonitos y no tan bonitos recuerdos del pasado con agradecimiento, porque si nada de lo que me hizo feliz o triste en el pasado me hubiera pasado, no sabría si el día de hoy estaría tan contento por ser quien soy y donde estoy.

Así que si al igual que yo te sientes satisfecho por ser quien eres hoy en día, tomate un momento y dale las gracias al universo. Porque como Friedrich Nietzsche una vez dijo: “Un hombre de intelecto es insoportable a menos que, aparte, posea dos virtudes: Gratitud y Pureza.” debemos ser agradecidos para no tornarnos insoportables. 
Un beso 😘
Sir Helder Amos

Para mantenerte en contacto conmigo, recuerda seguirme en las redes sociales en:
Twitter: @SirHelderAmos
Facebook: @SirHelderAmos
Instagram:@SirHelderAmos

P.D: ¡Gracias por leerme 😉!

0 comments:

Publicar un comentario